Las voces de Virginia y otros sitios del mundo

amigos sonriendo divirtiendose

Ideas para que mis niños estén entretenidos en verano y aprendan

Las vacaciones son el momento indicado para que los niños se relajen de las actividades cotidianas del año y disfruten de juegos divertidos, al aire libre y de todo aquello que los entretenga, pero también es importante que dentro de ese entretenimiento, se encuentre la forma de que los peques sigan aprendiendo o refuercen aquellos conceptos que fueron impartidos en el colegio.

Contents

Mejores ideas y actividades para que los niños estén entretenidos en verano y aprendan

niños aplaudiendo divirtiendose

¿Estás buscando actividades en las que los niños se diviertan a lo grande y al mismo tiempo aprendan? En este artículo elaboramos una lista con todo aquello que a los niños les encanta y con lo cual también repasará durante su receso de vacaciones.

1. Juegos de mesa para entretenerse y aprender

Seguramente, tus hijos en la actualidad utilicen mucho los dispositivos móviles, pero alejarlos un poco de las pantallas es una buena idea y sobre todo si esto se hace para sentarse a jugar un buen juego de mesa, que al mismo tiempo sea entretenido, y que tenga conceptos que pueden ser importantes para aprender jugando.

Los juegos de mesa son una forma de que los niños fijen conceptos relacionados con diferentes materias o distintas temáticas. Por ejemplo, existen juegos de este tipo en los cuales puedes aprender sobre los distintos órganos del cuerpo humano.

En estos juegos, la idea es que los niños localicen distintos huesos u órganos del cuerpo humano, identificándolos, para de esta forma aprender los nombres de cada una de las partes de su fisonomía.

Estos juegos son muy importantes, porque les permiten a los niños nombrar incluso aquellas partes del cuerpo que poseen nombres con una pronunciación difícil, y puede llegar a convertirse en el primer acercamiento de los más pequeños a estos conceptos.

Pero también existen juegos de muchas otras temáticas, entre los cuales los niños pueden aprender jugando acerca del reino animal, de las plantas que habitan el planeta o incluso de historia y geografía, siempre teniendo en cuenta la diversión como meta principal.

Es muy importante que el niño aprenda todo tipo de conceptos mediante el juego, ya que estos conocimientos quedan mejor fijados que de cualquier otra forma.

2. Realiza experimentos caseros

Jugar al pequeño científico es otra de las actividades que a los niños les encanta y además de encontrar experiencias realmente fascinantes que a ellos les sorprenderá, también los estarás acercando al mundo de la ciencia.

Este tipo de juegos son una alternativa muy interesante, porque se pueden realizar mezclas de distintos elementos para llegar a resultados que a los niños les sorprenderá.

Una de las mejores opciones es jugar con el frío como elemento primordial, ya que esto les permitirá al mismo tiempo refrescarse durante el verano y aprender a realizar experimentos que son una maravilla.

¿Has pensado en realizar una bola de “fuego frío”?, ¿O lograr el invento de una bolsa de frío? Estos y muchos otros experimentos son posibles y realmente fascinantes para los más pequeños, que seguramente te pedirán más actividades de este tipo, en las que al mismo tiempo fijan conocimientos científicos que luego pueden demostrar en sus colegios cuando deban volver a clases.

3. Curso intensivo de inglés

Aprender jugando es posible gracias a un curso intensivo inglés verano barcelona, que incluso se suelen impartir en lugares al aire libre, con profesionales que realizan actividades supervisadas, para lograr que al mismo tiempo los niños se diviertan como nunca y aprendan conceptos de este idioma.

No creas que se trata de un curso dentro de un aula, como si fuera que nunca terminaron las clases, sino que puedes encontrar campamentos de verano, en estancias con terraza y piscina, donde se hablará en inglés y se impartirán conceptos en inglés, pero siempre jugando, refrescándose y divirtiéndose a lo grande.

Con estos campamentos o cursos intensivos de verano, el niño puede lograr una inmersión total en el mundo de habla inglesa, lo cual les permite también vivir una experiencia completa en inglés, en entornos seguros, divertidos y amables, para que el niño tenga ganas de volver al año siguiente y aprender aún más.

Los profesionales están preparados especialmente para atender todas las necesidades de los niños, ofreciendo un trato personalizado, con el compromiso y la amabilidad que se debe tener con menores de edad.

4. Aprender y experimentar con el agua

En momentos de calor, nada mejor que realizar experiencias con agua, pero no solamente se trata de estar cerca de una piscina y jugar en ella, sino que puedes hacer que se diviertan refrescándose.

Con experimentos con agua, al mismo tiempo que se refrescan, pueden entender muchas cosas de este mundo relacionadas con la física y el estilo de vida en general.

Se puede aprender sobre la distorsión que se genera en los objetos cuando se los sumerge al agua y otros tipos de experiencias, como saber por qué en el mar flotan determinados objetos que la piscina no, o cómo funciona la ley de gravedad, entre muchas otras cosas.

5. Videojuegos educativos

Si hay un mundo que a los niños les fascina, ese es el de los videojuegos, pero no todos son solamente para entretenerse, sino que existen muchas propuestas que poseen distintos tipos de aplicaciones educativas para hacer que los niños aprendan jugando.

Encontrando los juegos adecuados lograremos que los niños aprendan, para tener mejor rendimiento a la vuelta del colegio.

Related Posts